Cuidados de su parte

Un simple cuidado asegura que sus piezas permanezcan hermosas por mucho más tiempo. Por eso es importante mantener las joyas de leche materna con todo el cuidado, siguiendo las siguientes direcciones:

1. Evitar poner perfumes o cremas con la pieza en el cuerpo. El contacto de estos productos de belleza directamente sobre la pieza puede causar daños.

2. Evita dormir con tu colgante. Durante el sueño, cuando no somos conscientes de nuestros movimientos, podemos causar fallos de funcionamiento.

3. El manejo de las joyas debe hacerse siempre de la manera más delicada posible, para evitar rasguños o roturas.

4. Intente guardar sus piezas por separado para que no se dañen al entrar en contacto con las demás.

5. Evita tomar una ducha, el mar o la piscina con tu colgante. Siempre trata de sacarlo para que no se rompa.

6. En las piezas chapadas en oro hay un desgaste natural. Para mantenerlas nuevas, se recomienda tomar un nuevo baño de oro siempre que sea necesario.

7. Para limpiar tu parte sólo usa una franela limpia y seca. Es suficiente para asegurar la limpieza necesaria.

8. Evite el uso de abrasivos o fórmulas listas para la limpieza.

9. Evite guardar su ropa en un lugar húmedo y cargado.